Desempolvando las viejas glorias

Si hay un juego que recuerdo con mucho cariño es el Starcraft. En el modo historia se podía ver un desarrollo de una complicada trama donde cada raza tenía algo que decir. Cada una de ellas se movía dependiendo de la situación que se le mostraba, atacaban, rescataban a sus héroes mientras destruían puestos avanzada de sus enemigos. Así se tejía el universo Starcraft: Como una guerra total en donde alguien tenía que prevalecer.

En mi infancia toqué el modo historia porque el internet era un bien escaso. Luego tuve acceso al SC online por un ciber café que tenía cerca de mi casa; pensé que el juego online sería similar al modo historia, sin embargo, la realidad me mostró otra cosa.

Los jugadores en online eran experimentados jefes de guerra con precisión milimétrica, había cosas que no entendía y en menos de 5 minutos tenía 6 Zerlings despedazando mi base. Un día me vio el dueño del ciber jugando y me comenzó a enseñar la dinámica online con los Terran, que al día de hoy aún es mi raza de batalla, agradezco a Rocket y al Eldritch por enseñarme y darse el tiempo en aquella labor.

Así se fue labrando la historia en SC; aprendiendo de la derrota y disfrutando la victoria. En la vida nada es perpetuo, al mismo tiempo, la tecnología avanzaba y gracias a ello se hacían otros títulos con mejor calidad gráfica y diferentes temáticas. Asimismo, SC fue cediendo terreno hasta quedar en los recuerdos; mientras la oferta de videojuegos se diversificaba.

¿Invocando las viejas glorias se podrá estar a la altura de las batallas de hoy?

Pero ¿qué pasa con SC Remastered? El juego ganó su estrellato por que rompió con un paradigma de la época; brindando el componente profesionalizante a los jugadores de este título.

La condición de clásico impide tener dinámicas nuevas dentro del juego mismo, la perfección alcanzada generó su propia tumba. Es cierto que el juego alcanzó su balance perfecto entre las tres razas, como consecuencia, no es necesario intervenir la armonía.

Fue una apuesta que apeló a la nostalgia y que surtió efecto, al mismo tiempo, dio paso a la sentencia del juego. El problema de apelar al pasado deja de lado a los nuevos jugadores, dado que no existe un puente entre los jugadores del pasado de SC y los nuevos jugadores que tienen una variedad gigante de entregas para jugar, esto pues, han pasado 20 años del auge del título.

En resumen, Starcraft para mi es el ajedrez de teclado y mouse que pide una coordinación entre mente y dedos. Algo que a pesar del tiempo tiene una perfección brutal que lo hace trascender como un título que marcó un antes y un después en la historia de los videos juegos, no obstante, el mundo cambia dando paso a nuevas innovaciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s